Insumos

MALTA

De los ingredientes de la cerveza, la cebada es sin duda el principal. Aunque también se utilizan otros cereales en la elaboración de cerveza como el trigo, el grano de la cebada es el más rico en almidón y posee las proteínas suficientes para proporcionar el alimento necesario para el crecimiento de la levadura. Además, las sustancias nitrogenadas favorecen la formación de espuma. No todas las variedades de cebada son óptimas para la elaboración de la cerveza. Se utilizan las denominadas cebadas cerveceras aptas para ser malteadas.

LÚPULO

El lúpulo es la planta que confiere el sabor amargo y el aroma tan característicos de la cerveza. Las flores  de lúpulo contienen en su interior unas glándulas que están llenas de una resina de color amarillento llamada lupulina que dan el sabor amargo a la cerveza, contribuyen a la formación de espuma y ayudan también a su conservación.

Existen distintas variedades de lúpulo, que tienen distintos grados de aroma y amargor. Cada productor utilizará una u otra variedad, o varias especies en distintos momentos del proceso de elaboración, dependiendo del carácter que quiera darle a la cerveza. Las mejores y más conocidas variedades son la Saaz, originaria de Bohemia en la República Checa; Goldings Fuggles de Gran Bretaña; Hallertau y Tettnang de Alemania. En algunos países es tradicional al elaborar determinados estilos de cerveza añadir, además del lúpulo, otro tipo de hierbas, especias y frutas que le dan a la cerveza un sabor y aroma especiales, por ejemplo cerezas y frambuesas, miel, cilantro, anís, piel de naranja, etc.

LEVADURA

La levadura es un hongo viviente que se reproduce por sí solo en un ambiente rico en hidratos de carbono, sales minerales y ácidos grasos, que son proporcionados por el mosto de nuestra cerveza. Así, la levadura comienza su proceso de reproducción y fermentación produciendo el alcohol y el CO2 de nuestra cerveza.

Según el tipo de levaduras utilizadas, que darán lugar a un tipo distinto de fermentación, las cervezas se dividen en dos grandes familias:

Levaduras Ale de fermentación alta, en las que las levaduras actúan a altas temperaturas y además se acumulan en la superficie del mosto (en la parte alta)

Levaduras Lager de fermentación baja, en donde las levaduras actúan a baja temperatura y se depositan en el fondo de los tanques de fermentación.

Como regla general, las cervezas inglesas y la mayoría de las especiales belgas son de fermentación alta (Ale) y las alemanas de fermentación baja (Lager), aunque hay algunas excepciones.

AGUA

Alrededor del 90% del contenido de la cerveza es agua. El tipo de agua utilizado en la elaboración es determinante en la calidad de la cerveza que vayamos a producir. En la actualidad, la mayoría de los productores tratan el agua para quitar o añadir las sales y minerales que necesitan para producir una cerveza con el carácter que buscan. 

Lista de precios

Descargá nuestra lista de precios actualizada

Nuestros proveedores